Puerto Vallarta

 

Puerto Vallarta fue un pueblo tradicional antes de convertirse en un destino turístico internacional, además cuenta con todos los servicios básicos.

Puedes dejarte conquistar por su belleza porteña o por sus noches interminables… Es el lugar donde la fiesta es tan infinita como sus tradiciones

Hay de todo qué ver en Puerto Vallarta, desde la más típica arquitectura hasta grandes recintos de convenciones y mucho más; hay que admirar la obra del hombre y la de la naturaleza por igual, ya que viven en una comunión bien entendida y armoniosa; todo forma parte de un conjunto que hace a Vallarta tan especial. Pero para empezar, lo mejor es hacerlo desde su corazón, la Zona Centro, desde la Plaza Principal Ignacio L. Vallarta, con su kiosco de cantera, donde los martes, jueves y domingos, se oye el pregón de las serenatas a las seis de la tarde; ahí vale la pena conocer el Palacio Municipal, de llamativa arquitectura, para luego seguir caminando por la calle Iturbide, y llegar al Teatro Saucedo, un recuerdo del esplendor de los años veintes, para de ahí seguir de frente hacia la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, construcción emblemática de Puerto Vallarta, con su campanario rematado por su corona, que se dice es igual a la usada por la emperatriz Carlota.

Pero si algo buscan los visitantes de Puerto Vallarta son sus playas, de diversos oleajes pero de similar belleza. Para conocerlas una opción es ir de norte a sur, comenzando por Playa las Glorias, 800 metros de un mar tranquilo, para seguir con Playa Camarones, cercana y de similar presencia, y continuar con la más famosa o por lo menos, la más concurrida, Playa los Muertos o Del Sol; es tiempo de seguir más abajo, hacia Playa Conchas Chinas, unas bellas albercas naturales y después, habrá que dirigirse más al sur y se llegará a Las Amapas, dos pequeñas playitas en la zona romántica; Las Estacas es la siguiente parada en este tour que maravilla al paseante, con su fina arena y enormes palmares; y después, es turno de conocer Playa El carrizo, con sus transparentes e invitantes aguas. Se está ya en el camino a Barra de Navidad y la siguiente parada es Playa Los Venados, de un oleaje medio y arena más gruesa; ahora toca el turno a Playa Punta Negra, de más suave oleaje y fina arena; ahora pareciera que es difícil parar, ya que cada una tiene algo que atrapa, y la siguiente playa de la costa vallartense es Playa Garza Blanca, también conocida como Playa Paloma, más atractiva por ser la desembocadura del río Palo María.

Puerto Vallarta ofrece todo eso y otras cosas más.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Atractivos Turísticos. Guarda el enlace permanente.